sábado, agosto 14, 2004

Fahrenheit 9/11

Es el título de la última película de Michael Moore, ganadora de la palma de oro de Cannes. Pretende simbolizar la 'temperatura a la que arde la libertad', haciendo un guiño evidente a la novela de Bradbury 'Fahrenheit 451' (la temperatura a la que arde el papel) que presentaba una sociedad controlada donde estaba prohibido poseer libros. Moore analiza en sus películas y libros lo que se oculta tras la fachada de la sociedad americana. En 'Bowling for Columbine' analizaba de forma precisa las causas de la violencia en Norteamérica: detrás de los tópicos, lo que había era miedo, infundido desde las altas instancias para permitir así el control de una población a la que no le importa ceder parte de sus derechos a cambio de ser protegida de fantasmas creados por el poder, y con la omnipresencia del interés económico de la industria armamentística y 'de seguridad' (es decir, militar).

Si 'Bowling for Columbine' era un análisis fundamentalmente sociológico, 'Fahrenheit 9/11' es un análisis político centrado en George W. Bush. Comienza con la elección de Bush junior en clave de golpe de estado, pues Bush perdió las elecciones frente a Al Gore. El golpe de estado de Bush es analizado por Moore (junto a otros muchos temas de actualidad) en uno de sus libros: 'Estúpidos hombres blancos', altamente recomendable.
Pero en Fahrenheit 9/11 se analizan de forma rigurosa las claves de los atentados del 11 de septiembre, en los que Bush estuvo implicado por su estrecha relación financiera e incluso afectiva con la familia Bin Laden y otros magnates saudíes, incluida la propia familia real. Tras el 11-S, mientras la familia Bin Laden escapaba de EE.UU. ayudada por Bush, se recortaron las libertades civiles norteamericanas: la película narra casos anecdóticos como el de un ciudadano que fue visitado por agentes antiterroristas tras hacer un comentario negativo sobre Bush en el gimnasio.
Se analiza la verdadera causa de la guerra de Afganistán: camuflada de antiterrorismo no fue más que una operación para construir un gasoducto a lo largo del país. El propio presidente de Afganistán colocado por Bush es un empleado de la compañía estadounidense encargada de la construcción del gasoducto.
Y luego, la guerra de Iraq: el gran montaje de la familia Bush. La película hace especial hincapié en el drama humano de los soldados: chavales de 18 o 20 años reclutados bajo las promesas de formación profesional y ayudas para el estudio, enviados como carne de cañón al infierno iraquí. Se muestran los métodos de reclutamiento en EE.UU.: el objetivo es la clase baja, los jóvenes sin futuro procedentes de familias pobres o sin suficientes ingresos como para proporcionar estudios superiores a sus hijos. En una de las escenas más comentadas de la película, el propio Moore 'invita' a decenas de congresistas a alistar a sus hijos para enviarlos a la guerra de Iraq.
Una película imprescindible para comprender la actitud de Bush durante estos últimos cuatro años: un pelele sin personalidad manejado por los grandes intereses financieros norteamericanos.
Página web de Michael Moore

escrito por Ignacio a 2:42 p. m.  ..  ver mensaje  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^


1 comentarios:

Blogger Juan escribió...

En fin...que más decir sobre este gran documental-propaganda, aparte de que sales del cine reafirmado en que George W es deficiente ("soy un presidente de la guerra") y en que esto no puede seguir así. Si ese es el país del que todos dependemos, o algo cambia allí...o tendrá que dejar de serlo. Para una opinión más extensa, visite el post DUDE, WHERE'S MY COUNTRY? de mi blog o, si no es muy vago, lea DUDE, WHERE'S MY COUNTRY?
A más ver,

8/15/2004 10:03 p. m.  

Publicar un comentario

trackbacks:

Crear un enlace



<< volver al inicio  ..  ^^ volver arriba  ..  ×× archivo

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares