domingo, octubre 31, 2004

A sangre fría

Y no, no voy a referirme a la novela de Truman Capote, aunque el asunto sí que es bastante novelesco. Sin duda el periódico 'El Caso' (en el que trabajó Ramón Arangüena) se habría frotado las manos con la noticia: el chaval de 14 años que el jueves mató a sus padres y su hermano de 4 años (a su otra hermana la dejó malherida) con una escopeta de caza. Lo que más me ha fascinado (si se puede emplear este verbo) de la historia, es la frialdad del homicida. Se encontraba en el salón viendo tranquilamente la película de dibujos 'Shrek'. Sí, la del simpático ogro grandote, verde y bueno. Para que luego digan que este tipo de crímenes son culpa del rol y los videojuegos. Se levantaba según iban llegando los miembros de su familia, les disparaba, y a continuación se sentaba en el sofá para no perderse los avatares del ogro.


Su hermana (a la que disparó porque insistía en entrar en el cuarto de baño donde había encerrado el cadáver de su madre) logró escapar gravemente herida y avisar a unos vecinos. El homicida esperó a su última víctima (el padre) y huyó en bicicleta del lugar de los hechos. Tras recorrer 15 kilómetros llamó a la policía, y dio una fantasiosa versión de un supuesto accidente en su casa. La pericia del policía que atendió la llamada para entretenerle un buen rato al teléfono permitió su detención.


Periódicamente saltan a los medios noticias como estas. Como la del asesino de la katana, que mató a toda su familia a sablazos, o los chavales de la 'mafia de la gabardina' que mataron a más de diez compañeros del instituto Columbine de Littleton (Colorado, EEUU). Esta última noticia dio pie al magnífico documental de Michael Moore 'Bowling for Columbine'. Moore se preguntó ¿habrán sido de verdad los videojuegos, o esa música infernal que escuchan los jóvenes, o los siniestros juegos de rol? buscando respuestas realizó un documental brillante (Fahrenheit 9/11 es cojonuda, pero Bowling for Columbine es aún mejor, con diferencia) en el que se analizan las claves de la violencia en la sociedad norteamericana con lucidez y un punto de ironía amarga.


Por cierto, el viernes también se produjo otro suceso insólito. Una niña de 11 años se precipitó desde un quinto piso en Oviedo cuando, al parecer, estaba jugando a 'Mary Poppins'. Según parece las últimas palabras que intercambió con su compañera de juegos fueron «verás que rápido bajo». Estaba convencida de que no le sucedería nada si bajaba con el paraguas abierto. Parece que algo no funciona. ¿Habrá que declarar 'Shrek' y 'Mary Poppins' películas no aptas para menores de 18 años?


Enlaces:
-> «Un francés de 14 años asesina a sus padres y a un hermano»
-> «La niña de La Corredoria jugaba a Mary Poppins con un paraguas»

escrito por Ignacio a 5:44 p. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

miércoles, octubre 27, 2004

La caza del rey

Hablaba yo en un mensaje anterior de lo patéticas que me parecen esas personas a las que se les caen las bragas/calzoncillos delante de la familia real, que vive del cuento porque al dictador asesino Francisco Franco le apeteció ni más ni menos que instaurar una monarquía. En la persona de Juan Borbón jr. (lo de Carlos fue para contentar a los carlistas) quien no tuvo empacho en traicionar a su propio padre, Juan de Borbón, para aprender las mañas del dictador y ocupar su poltrona tras su muerte (previo juramento de todas las leyes del 'Movimiento').

Parece que gran parte de la sociedad acepta como algo natural que el rey se vaya de regatas a costa del bolsillo de todos, o que el príncipe tenga una casa que costó más de 3 millones de euros construir mientras la mayoría de jóvenes españoles tienen que hipotecarse más de 20 años para comprarse un pisito (los afortunados que pueden). Incluso parecen aceptar sin más hechos vergonzantes como que el 'Bribón' (yate personal del rey) sea mantenido por una partida extraordinaria de los presupuestos (al margen de los 75 millones de euros anuales que recibe para el 'sostenimiento de su casa' [sic]).

Pero hay cosas que deberían resultar un tanto inaceptables. No es de dominio público, pero sí sabido por muchos, que Juan Carlos Borbón es un vividor. Ya podrá, con su 'duro' trabajo y su 'mísero' sueldo. El último caprichito de 'sumajestá' ha sido irse a Rumanía a cazar osos pardos (esos mismos que están en peligro de extinción). Pero no se conformó con unos escarceos. Él, que es un cazador nato, quería más. Después de desplazarse al lugar en un Audi A-8 escoltado por 10 coches y '50 bateadores' [sic], abatió a nueve osos pardos (sí, ¡nueve!) y un lobo (de postre). No es de extrañar, pues 'Juanito' era desde pequeño un amante de la violencia. De pequeño, mató a su hermano Alfonso (el preferido de su padre, que lo consideraba más listo que Juan Carlos) cuando 'jugaba' con una pistola cargada (¿qué clase de chaval de 14 años es capaz de argumentar que estaba 'jugando' con una pustola cargada?). Por supuesto, este oscuro detalle de su biografía ha sido silenciado por unos medios de comunicación tan 'independientes' como los españoles.


Oso despellejado tras ser cazado por el rey (foto de 'El Mundo')

Como los rumanos (esos a quienes muchos consideran pobretones albañiles venidos de oriente) tienen unos medios de comunicacion verdaderamente independientes, la polémica ha sido de aúpa. En un debate en 'prime-time' de la TV rumana (que tuvo tanta audiencia como el último debate Bush-Kerry) el 91% de los televidentes se mostró en desacuerdo de semejante barbaridad. Como quien no quiere la cosa, la noticia sirvió además de excusa para criticar a España. Es lógico. Si el rey de Suecia, pongamos, viniese aquí a cazar osos pardos, no quiero saber la que se montaría.

Alguien puede pensar que me estoy inventando todo esto. Pues no. Pero insisto, que aquí tenemos unos medios muy independientes. Sin embargo, el diario 'El Mundo' se hizo eco de la noticia. Eso sí, en las páginas de un suplemento. Pero la noticia (clic para leerla) no tiene desperdicio. Pongo aquí dos párrafos que se comentan por sí solos.

Declaraciones del organizador de la cacería:
«Mi padre me dijo que fue Santiago Carrillo el que le habló por primera vez al Rey de que en Rumanía se caza de puta madre. Este año es la segunda vez que lo tenemos como invitado. Estuvo en abril. Ahora vino con cuatro norteamericanos, que pagaron todo el viaje»
En efecto, se caza de puta madre. Sin comentarios. ¿Y quiénes son esos cuatro amigotes yanquis?


Pregunta de un televidente rumano sobre el debate:
-Si tenemos tantos osos, si nos sobran, ¿por qué no los exportamos a España?
Respuesta (parece un chiste de Lepe, aunque tiene más razón que un santo):
-Porque los mataría su Rey -respondió con ironía el periodista Cornel Ivanciuc.

Pues sí, 'españolitos', este es el rey que tanto os gusta, tan 'campechano', como dice el telediario de la primera.

Para el que quiera saber más sobre el amigo Borbón:
-> Un rey golpe a golpe
Biografía no autorizada de Juan Carlos I, por Patricia Sverlo. (en PDF).

escrito por Ignacio a 1:15 a. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

domingo, octubre 24, 2004

Letras imprescindibles (II)

¿Judío, alemán, checo? Nacido en Praga en una familia judía, Franz Kafka, que escribía en alemán, es uno de los grandes escritores de principios del siglo XX.
Aparte de sus novelas, si hay algo que caracteriza lo 'kafkiano' (adjetivo, por cierto, que se usa con demasiada ligereza) es precisamente su claustrofóbico relato La Metamorfosis, la sorprendente transformación de un viajante de comercio en insecto gigante, que muere recluido por su familia en una habitación.


Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras su sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso insecto. Hallábase echado sobre el duro caparazón de su espalda, y, al alzar un poco la cabeza, vio la figura convexa de su vientre oscuro, surcado por curvadas callosidades, cuyas prominencias apenas si podía aguantar la colcha, que estaba visiblemente a punto de escurrirse hasta el suelo. Innumerables patas, lamentablemente escuálidas en comparación con el grosor ordinario de sus piernas, ofrecían a sus ojos el espectáculo de una agitación sin consistencia.
–¿Qué me ha sucedido?
No soñaba, no.

Franz Kafka. "La Metamorfosis".

escrito por Ignacio a 11:35 p. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

jueves, octubre 21, 2004

Punk not dead

I am an anti-Christ
I am an anarchist,
don't know what I want
but I know how to get it.
I wanna destroy the passer by
'cos I wanna be anarchy,
No dogs body

"Anarchy in the UK" (Sex Pistols)

A mediados de los 70, el crecimiento de los barrios obreros en las urbes británicas, azotados por la crisis económica, el paro y la marginación, abría una perspectiva de negro futuro para miles de jóvenes desorientados. La música popular mostraba a estos jóvenes una vida feliz muy alejada de su oscura realidad cotidiana. Era el contexto perfecto para la eclosión de la revolución cultural y musical del punk.


Estos jóvenes no necesitaban música fácil que les evadiera de la cruda realidad. Convierten la música en su medio de expresión. Gritan y aporrean las guitarras: no importa el cómo, importa el qué. Las guitarras son sus armas y su música, la mejor forma de atacar al sistema. Su mundo no es el mundo que generaciones anteriores soñaron para ellos: se derrumban los esquemas y arden los iconos. Se rebelan frente a la visión de un mundo feliz de la generación hippie-ñoña de los 60. La estética militar que comenzaron a adoptar estos jóvenes (entre otras cosas porque su precaria economía sólo podía permitirse el lujo de excedentes de remesas de ropa militar) denotaba una actitud de lucha y enfrentamiento con la sociedad.


La música punk creció en este escenario hasta que el clamor de esta juventud fue imposible de ignorar por la sociedad británica. El primer 'bombazo' del nuevo estilo surgió con los Sex Pistols que en 1976 firmaron un gran contrato discográfico. Los escándalos hicieron que muy pronto se rompiera este contrato, y luego otros muchos. Los Pistols se convirtieron en una banda proscrita: sus letras censuradas, sus conciertos cancelados y sin embargo siguen llenando en actuaciones clandestinas.


Los otros grandes del punk británico son The Clash. Son autores de himnos míticos como 'London Calling', título además de su álbum más celebrado, con canciones inolvidables como 'Jimmy Jazz'. The Clash supuso una nueva dimensión para el punk. Dieron una vuelta de tuerca al trabajo de los Sex Pistols, dotando a sus canciones de un mensaje más comprometido, sutil y si se quiere, intelectual. No sólo transmitían una filosofía de violencia, destrucción y nihilismo, querían canalizar su energía para provocar cambios políticos radicales. También experimentaron nuevas formas: muchas de sus canciones suenan con toda claridad a música jamaicana que los inmigrantes antillanos trajeron a las grandes ciudades inglesas: The Clash introdujeron el ska en la música popular británica y fueron pineros en la fusión de generos a priori dispares como el punk y el propio ska.


Como no podía ser de otra forma, la onda expansiva de la explosión punk llegó al otro lado del charco. Los americanos despojaron al punk de su cara más amarga: la de la juventud sin futuro y excluida de la sociedad. Se quedaron con la música enérgica, contestataria, fresca, canalla y rebelde. En EE.UU., el punk no tardó en ser acogido por la industria como una nueva 'moda' de la música pop-rock. Esta 'despolitización' del punk supuso quizá que se desvirtuara su esencia. Pero grupos como Los Ramones lanzaron a las ondas de todo el mundo el sonido punk, con su sonido descarado y festivo. Quizá Los Ramones no puedan ser considerados como un icono del movimiento social punk (entre otras cosas porque éste fue esencialmente británico), pero son duda son un icono del movimiento musical punk.


Con el punk surgió una estética que contagió a la juventud de medio mundo (entre ellos a muchos de los que participaron en la célebre y mitificada 'movida madrileña). Crestas, botas militares y alfileres se convirtieron en un signo reconocible. Poco a poco, el punk se fue diluyendo e integrando en el sistema. Algunos se sintieron satisfechos de haber inoculado el 'virus' punk en la sociedad. Otros se cerraron en banda hasta la extrema radicalización y acabaron prácticamente en el ostracismo. En todo caso el punk hace décadas que dejo de ser motivo de turbulencia social. Aún así, el punk no ha muerto:

PUNK NOT DEAD

(Ya era hora de hablar de buena música aquí...)

escrito por Ignacio a 11:31 p. m.  ..  ver mensaje  ..  46 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

domingo, octubre 17, 2004

Fiebre del domingo noche

No sé si el título es metafórico o me estoy empezando a notar arder la frente. Los domingos son días terribles, propensos a la reflexión: "Estoy malgastando mi vida", etc. Los domingos, el tiempo pasa lentamente, como si fuese viscoso y escurriera poco a poco, mientras somos terriblemente conscientes de este proceso inexorable.


Los domingos, como cada día, empiezan en la cama... ¡y con compañía!. La amiga Resaca nunca falla y amanece todos los domingos abrazada a mí, y cuesta despegarla. Las resacas de los domingos son terribles. Se acumulan todos los efectos del fin de semana y se reconcentran. Hay resacas terribles. Merece la pena destacar dos: la 'Garrafoni' (de la que no comentaré nada porque la supongo conocida para el experimentado lector) y la 'Tres-en-uno'. La tres-en-uno viene precedida del finde triple: jueves, viernes y sábado apretando al máximo. El viernes, resaca inicial del jueves noche (que suele agravarse porque generalmente el viernes se madruga). El sábado, ¡sorpresa! uno se levanta tan fresco... ¡¡Incautos!! la tres-en-uno está incubando en nuestro organismo. Sales confiado el sábado, y el domingo por la mañana... tres resacas en una. Ni con zumito de naranja...


Y a esto, que dan las 2 de la tarde y hemos acabado de desayunar. Con parsimonia, nos duchamos, nos vestimos... y el olor del pollo asado nos recuerda que queda apenas media hora para comer. La mañana desaprovechada. Después de la comida (en la que bebemos los vasos de agua fría de un trago espaciados en intervalos de tres minutos) el estado letárgico del cerebro nos impide realizar cualquier tarea que requiera un esfuerzo mental y/o físico superior que el de echarse en el sofá y ver la tele (o echarse en la cama y ver el techo). Después pierdes un par de horas con el ordenador. Si tienes la suerte de haber quedado por la tarde, sales. Si hace calor, te jode. Si hace frío, te jode. Si no hace ni frío ni calor, ya caerán unas oportunas gotas de lluvia, no te preocupes. Y después de dar una vuelta, o tomarse una agüita mineral en el bar, vuelves a casa y es la hora de cenar. Después de cenar, más TV/ordenador. Y cuando miras el reloj, son las 12 de la noche.

Y eso es lo peor del domingo. Que al día siguiente... ¡¡ES LUNES!!

escrito por Ignacio a 11:16 p. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

jueves, octubre 14, 2004

'Biba hejpaña'

Anteyaer se celebro el día de 'la fiesta nacional'. Oficialmente es un fiestón de los gordos con rey en el palco, marcheta militar, paso firme, tanques, aviones y legión (cabra incluida). Para la mayoría de gente 'de a pie' (creo que es una manera de denominar a los que no tenemos coche oficial) se trata simplemente de un día de vacaciones, y en mi caso con puente incluido el lunes 11. La verdad es que no se me ocurre que haya mucho que celebrar en este día, aniversario del descubrimiento de América por parte de Castilla (dato histórico importante que algunos españolísimos tratan de olvidar, ignorando que en aquel entonces el 'estado español' era una quimera).


No se trata de caer de nuevo en el tópico del genocidio y la matanza indígena, que está muy sobado. Es cierto que la conquista se hizo a sangre y fuego. Que hubo matanzas y crímenes injustificables. Que hubo evangelización a firme golpe de báculo. Que hubo expolio de recursos que en buena ley habrían pertenecido a los nativos. Pero de todos modos las leyes de protección castellanas a los indios americanos establecidas por Isabel 'la Católica' fueron pioneras. Nada que ver con la conquista (posterior, por cierto) del norte del continente por los anglosajones a golpe de rifle y lingotazo de whisky, que acabó por confinar en reservas (como animales) a los pocos indios que dejaron vivos, después de exterminar su cultura y acabar con su forma de vida.

Esta fiesta es una banalidad que no le interesa a casi nadie, y evidentemente los medios de comunicación así lo reflejan, buscando siempre algo para atraer la atención del espectador. Este año fueron las discusiones entre Esperanza 'la Marquesita' y el querido 'Ruizga(llardón)'. Parece que Espe le dijo a Ruizga que 'qué bien estaba calladito'. ZP, como un cabroncete, se mete en la conversación: 'veréis que bueno es disfrutar de la democracia en un partido'. Y aquí llega el gran José Bono-parte: 'si oj lo diré yo'.


Este personaje ha sido el verdadero protagonista de la 'fiejta' con su descabellada idea de hacer desfilar juntos a dos veteranos de la II Guerra Mundial, uno perteneciente a la columna Dronne (de la que ya hablé en un mensaje anterior) y otro de la división azul: aquella que mandó Franco a ayudar a Hitler contra los sucios comunistas. A pesar del politiqueo, la herida de la guerra civil sigue abierta (más que nada porque nadie se ha propuesto curarla): los viejos enemigos son ahora enemigos viejos. Ni se arrimaron.

Justificó Bono su decisión en la reconciliación. Y pienso yo que está bien la reconciliación, pero que ésta jamás puede basarse en el olvido. Olvidar la memoria histórica es un grave error, hay que conocer muy bien qué sucedió en la guerra civil. Llegó a decir este personaje que si quitamos a los que un día dieron vivas a Franco, 'noj guedamoj guatro'. Pues no señor, no nos quedamos cuatro, nos quedamos muchos más. Hacer desfilar a un veterano de la columna Dronne junto a uno de la división azul es querer poner al mismo nivel de forma sangrante a quienes lucharon por la libertad y la democracia (primero en la guerra civil con la República y luego en la II guerra mundial con los aliados) al mismo nivel de quienes lucharon por el fascismo (primero en la guerra civil con Franco y luego en la II guerra mundial con Hitler and friends). La República al mismo nivel que el franquismo. La Democracia al mismo nivel que la dictadura. La libertad al mismo nivel que la ignominia.


Está claro que quienes en su día apoyaron (por el motivo que fuese) a Franco no tienen por qué vivir avergonzados ni escondidos bajo tierra, en una sociedad que presume de democrática todo el mundo puede tener cabida. Pero de ahí a querer reivindicar la 'memoria histórica' de forma tan 'singular' hay un paso. Y más cuando cada mes aparecen nuevas fosas comunes de republicanos (y el abanico 'republicanos' incluye a algunos por el simple hecho de ser cultos o no ir a misa) torturados y asesinados por 'camisas azules' con bigotillo que sin ser nadie se labraron un nombre 'paseando rojos'. Y que años después fueron con la división azul, a arrimar el hombro con Hitler y sus tropas.

Me hubiera gustado a mí ver en francia a un ex-combatiente nazi desfilando junto a uno aliado. Desde luego, habría hecho tambalearse los mismos cimientos de la 'République'. Lo dicho, 'biba hejpaña'.

escrito por Ignacio a 1:10 a. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

domingo, octubre 10, 2004

Presidente John Forbes Kerry

Así se deberá llamar, por el bien de la Humanidad, el inquilino de la Casa Blanca a partir del próximo año. No sabemos mucho en torno a John Kerry. De hecho la mayoría de mortales sólo sabemos a ciencia cierta dos cosas sobre Kerry (que para mí son más que suficientes):

1.- John Kerry NO es George W. Bush.
2.- De toda la gente que no es George W. Bush, John Kerry es el único que puede convertirse en presidente de EE.UU.


Una de las muchas desgracias de la globalización es que al fin y al cabo es más importante quién gobierne en yanquilandia que quién gobierne en el terruño de cada uno. Así, el gran líder de la humanidad es elegido por (¡y entre!) 300 millones de adictos a la TV y las hamburguesas. Y claro, va y te sale Bush. Bush tiene mérito. Mucho mérito. En tan sólo cuatro años su equipo de ultraconservadores (eufemismo de 'ultrafachas') ha conseguido hacer verdad los tópicos de la siniestra sociedad totalitaria creada por Orwell en la novela '1984'.


GUERRA ES PAZ / ESCLAVITUD ES LIBERTAD / IGNORANCIA ES FUERZA

Toda la política interior y exterior guiada por Bush se ajusta inquietantemente a estos tres tópicos. Desde las 'guerras preventivas' hasta la supuesta inspiración divina de su política (a la que Bush se ha referido públicamente muchas ocasiones). Ante tal perspectiva, no nos queda mas que confiar en el gris Kerry.

John Kerry

Quizá Kerry es el peor de los posibles candidatos demócratas. Porque había alternativas, y objetivamente aceptables. El primer demócrata que se lanzó a la carrera contra Bush salió precisamente del Ejército. El general Wesley Clark se enfrentó valientemente a la guerra de Irak (que Kerry apoyó) y trató de minar la credibilidad de la política de seguridad de Bush (aquello de lo que más presumían los republicanos) con argumentos aparentemente creíbles.

Wesley Clark

Después llegó Howard Dean, la esperanza 'roja'. Cuando comenzaron las primarias demócratas, Dean, con su discurso sincero e izquierdista (teniendo en cuenta lo que en EE.UU. se puede entender por izquierdista), era el claro favorito. Había conseguido cautivar a las clases trabajadoras norteamericanas. A toro pasado, los expertos en la materia aseguran que si los demócratas hubiesen votado con el corazón en las primarias, Dean sería candidato a presidente. Pero votaron 'con la cabeza' es decir, no pensando en quién era su favorito sino en quién tenía más posibilidades de ganar. Y eligieron a Kerry, el Sosomán demócrata. El giro que hubiese pegado la política de EE.UU. con Dean habría sido copernicano (es decir, lo mejor que le podría haber pasado al mundo).

Howard Dean

Y cuando Kerry parecía imponerse a Dean contra pronóstico, llego él. John Edwards, el sureño simpático de sonrisa profidén en el que de repente media norteamérica vio la reencarnación de Kennedy. Llegó, pero tarde, la designación de Kerry parecía inamovible, y así fue, sin embargo Kerry estuvo al tanto y pensó en aprovechar el tirón de Edwards (un 'self-made man' de familia pobre) incluyéndole como candidato a vicepresidente. Aquí quizá el contraste es aún más escandaloso. Con Bush va Dick Cheney, que votó en su día a favor del 'apartheid' (entre otras cosas), y que fue presidente de Halliburton, la compañía que se ha beneficiado de más y mejores contratos de la 'reconstrucción' de Irak. Con Kerry, el mentado Edwards, mucho más popular que Kerry y con un perfil mucho menos ambiguo.

John Edwards

Porque ése es el principal problema de Kerry: la ambigüedad. Como el perro del hortelano, que ni comía ni dejaba comer, Kerry no acaba de aclarar sus posturas. En lugar de ofrecer una política sinceramente progresista como Dean, Kerry hace constantes referencias a los tópicos 'bushianos' (la religión, la seguridad, etc.) para no parecer demasiado 'rojo'. Tampoco tiene unos antecedentes especialmente creíbles (como ya he mencionado, votó a favor de la guerra de Irak que ahora critica tan duramente).


No me olvido del puesto de la primera dama. Frente a la piadosa y recatada Laura Bush, que apartó a su marido del alcohol (a pesar de lo cual, sus hijas han sido detenidas varias veces por intentar beber usando carnets falsos), está una mozambiqueña (blanca, pero mozambiqueña) que se vanagloria de acudir a la cirugía estética para mantenerse 'de buen ver' y que hasta que su marido entró en campaña se hacía llamar Teresa Heinz, en recuerdo de su primer marido, el Heinz del famoso ketchup que le legó una herencia de 800 millones de dólares.

Teresa Heinz Kerry

Francamente, prefiero el rojo ketchup al rojo sangre. Por eso si yo fuera yanqui, votaría a Kerry. Y por eso, sin ser yanqui, quiero que gane John 'He's-not-bush' Kerry.

escrito por Ignacio a 10:34 p. m.  ..  ver mensaje  ..  7 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

domingo, octubre 03, 2004

Contracorriente

Es sabido que los creativos publicitarios utilizan muchas veces determinados símbolos para transmitir mensajes subliminales 'ocultos', o al menos, no evidentes a simple vista, sino subyacentes bajo la primera impresión.
Estos símbolos se usan en diverso grado de sutileza. Desde luego, ninguna sutileza tiene la última campaña publicitaria de la Cope. Haré una fotografía escrita del cartel (no he podido localizar ninguna imagen del mismo): un montón de flechas rojas apuntan a la izquierda (cielos, increíble metáfora). Una flecha de color azul "gaviota pepé" en la que pone 'Cope' apunta a la derecha. Eslogan: "Enhorabuena por ir contracorriente". Desde luego, la sutileza de la agencia publicitaria de la Cope brilla por su ausencia, pero que no se preocupen, el mensaje queda claro: "nosotros apuntamos a la derecha aunque sea contra viento y marea". Para completar la escena sólo faltaba Rajoy con aureola observando desde la derecha y ZP con los colmillos ensangrentados desde la izquierda. Seguro que ha sido idea de Losantos (ese hombrecillo con cara de duende que hace las veces de Gabilondo o Del Olmo en la Cope y que tiene una columna monográfica en 'El Mundo' dedicada al insulto de todo individuo más progresista que Gallardón y a la glosa de la derecha española).

No deja de tener coña el asunto en un país donde mucho inútil acostumbra a subirse a caballo ganador sin ningún escrúpulo. Hace tan sólo un año, muchos nos levantábamos cada día con un gobierno que nos consideraba filoterroristas y antipatriotas (a lo segundo no tengo nada que objetar) por manifestarnos contra la guerra o simplemente ciscarnos en el bigote de Aznar. Hace tan sólo un año, el nacionalismo español más rancio (muy poco distinto del nacionalismo vasco de txapela e ikurriña) era lo más 'cool', España era la hostia, y los que se atrevían a censurar su fabulosa bandera manchada con la sangre de la Libertad derramada por la gracia de Dios desde el 36, poco menos que renegados.


Ahora cambian las tornas (ja, ja). La moda la marcan las ministras 'sociatas', del bigote Alcántara de 'Cuéntame' pasamos a las patillas ochenteras y la estética 'movida-madridense' de Tele5. Las corbatas desaparecen de los telediarios, hablar de sexo está de moda, los homosexuales se van de boda y la religión (¡¡de una puñetera vez!!) parece que va a salir de la escuela (que no está para formar monaguillos, sino personas). Y a lo mejor es este el problema. El viento sopla hacia la izquierda, que en este país, entre sus muchos vicios, no cuenta con el de meapilas, precisamente.
Y es que entre manos nos traemos a la mismísima Cope. Uno puede pensar que uno de los objetivos fundamentales de una gran cadena de radio como ésta debe ser la de transmitir información veraz y objetiva, aunque sea por pura ética profesional. Pero la Cope 'is different'. Sus dos objetivos principales son:

1- Difundir la doctrina y actividades de la Iglesia Católica.
2- Orientar a la opinión pública con criterio cristiano.
(Fuente: http://www.cope.es/paginas/ideario.asp)


Y supongo que lo de orientar con criterio cristiano tiene mucho que ver con la orientación derechista de la flecha azul del cartel de la Cope. Contracorriente, en efecto. Contra viento y marea. Como los patéticos simpatizantes del PP que el 15 de marzo se manifestaban en Génova, oyéndose entre sollozos frases como "ha tenido que ser ETA, los moros no son tan listos como para hacer algo así" o "Zapatero, al paredón" (dechado de democracia, hay que ver). Lo importante no es la realidad, lo importante es orientar a todo el mundo por nuestro camino. Y cuanta más gente se lo crea, mucho mejor, así a lo mejor parece medio verdad y todo. Dicen que fue Hegel el que dijo "Si los hechos me contradicen, peor para los hechos"...

escrito por Ignacio a 11:17 p. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

viernes, octubre 01, 2004

Letras imprescindibles (I)

Así se llamaba el primer post de este blog, y a partir de ahora va a a servir para introducir algunos fragmentos destacados de mi literatura favorita. Intentaré no destriparos ningún libro con estos pequeños apuntes literarios.
He querido empezar con el último libro que ha pasado por mis manos, que demuestra que no hace falta escribir en inglés (o alemán, o sueco, o lo que sea) para cautivar a quien empieza a a leer desde la primera página. Y por dar algo de continuidad con el mensaje anterior, está ambientada en Barcelona.

–No me dejes caer, Daniel–murmuró.
El hombre más sabio que jamás conocí, Fermín Romero de Torres, me había explicado en una ocasión que no existía en la vida experiencia comparable a la de la primera vez en que uno desnuda a una mujer. Sabio como era, no me había mentido, pero tampoco me había contado toda la verdad. Nada me había dicho de aquel extraño tembleque de manos que convertía cada botón, cada cremallera, en tarea de titanes. Nada me había dicho de aquel embrujo de piel pálida y temblorosa, de aquel primer roce de labios ni de aquel espejismo que parecía arder en cada poro de la piel. Nada me contó de todo aquello porque sabía que el milagro sólo sucedía una vez y que, al hacerlo, hablaba un lenguaje de secretos que, apenas se desvelaban, huían para siempre. Mil veces he querido recuperar aquella primera tarde en el caserón de la avenida del Tibidabo con Bea en que el rumor de la lluvia se llevó el mundo. Mil veces he querido regresar y perderme en un recuerdo del que apenas puedo rescatar una imagen robada al calor de las llamas. Bea, desnuda y reluciente de lluvia, tendida junto al fuego, abierta en una mirada que me ha perseguido desde entonces. Me incliné sobre ella y recorrí la piel de su vientre con la yema de los dedos. Bea dejó caer los párpados, los ojos y me sonrió, segura y fuerte.
–Hazme lo que quieras–susurró.
Tenía 17 años y la vida en sus labios.


Carlos Ruiz Zafón. "La sombra del viento".

escrito por Ignacio a 6:21 p. m.  ..  ver mensaje  ..  1 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares