domingo, octubre 31, 2004

A sangre fría

Y no, no voy a referirme a la novela de Truman Capote, aunque el asunto sí que es bastante novelesco. Sin duda el periódico 'El Caso' (en el que trabajó Ramón Arangüena) se habría frotado las manos con la noticia: el chaval de 14 años que el jueves mató a sus padres y su hermano de 4 años (a su otra hermana la dejó malherida) con una escopeta de caza. Lo que más me ha fascinado (si se puede emplear este verbo) de la historia, es la frialdad del homicida. Se encontraba en el salón viendo tranquilamente la película de dibujos 'Shrek'. Sí, la del simpático ogro grandote, verde y bueno. Para que luego digan que este tipo de crímenes son culpa del rol y los videojuegos. Se levantaba según iban llegando los miembros de su familia, les disparaba, y a continuación se sentaba en el sofá para no perderse los avatares del ogro.


Su hermana (a la que disparó porque insistía en entrar en el cuarto de baño donde había encerrado el cadáver de su madre) logró escapar gravemente herida y avisar a unos vecinos. El homicida esperó a su última víctima (el padre) y huyó en bicicleta del lugar de los hechos. Tras recorrer 15 kilómetros llamó a la policía, y dio una fantasiosa versión de un supuesto accidente en su casa. La pericia del policía que atendió la llamada para entretenerle un buen rato al teléfono permitió su detención.


Periódicamente saltan a los medios noticias como estas. Como la del asesino de la katana, que mató a toda su familia a sablazos, o los chavales de la 'mafia de la gabardina' que mataron a más de diez compañeros del instituto Columbine de Littleton (Colorado, EEUU). Esta última noticia dio pie al magnífico documental de Michael Moore 'Bowling for Columbine'. Moore se preguntó ¿habrán sido de verdad los videojuegos, o esa música infernal que escuchan los jóvenes, o los siniestros juegos de rol? buscando respuestas realizó un documental brillante (Fahrenheit 9/11 es cojonuda, pero Bowling for Columbine es aún mejor, con diferencia) en el que se analizan las claves de la violencia en la sociedad norteamericana con lucidez y un punto de ironía amarga.


Por cierto, el viernes también se produjo otro suceso insólito. Una niña de 11 años se precipitó desde un quinto piso en Oviedo cuando, al parecer, estaba jugando a 'Mary Poppins'. Según parece las últimas palabras que intercambió con su compañera de juegos fueron «verás que rápido bajo». Estaba convencida de que no le sucedería nada si bajaba con el paraguas abierto. Parece que algo no funciona. ¿Habrá que declarar 'Shrek' y 'Mary Poppins' películas no aptas para menores de 18 años?


Enlaces:
-> «Un francés de 14 años asesina a sus padres y a un hermano»
-> «La niña de La Corredoria jugaba a Mary Poppins con un paraguas»

escrito por Ignacio a 5:44 p. m.  ..  ver mensaje  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^


0 comentarios:

Publicar un comentario

trackbacks:

Crear un enlace



<< volver al inicio  ..  ^^ volver arriba  ..  ×× archivo

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares