lunes, noviembre 29, 2004

Tele-Aznar

Que después de una semana sin escribir venga yo ahora y me ponga a hablar de Aznar, tiene cierto punto irónico, pero también cierto punto ridículo. En fin, qué vamos a hacer. En mi descargo debo decir que a mi estresante ritmo de vida habitual (reíos, pero las únicas tardes de la semana en las que paso más de 3 horas en casa son las de los martes y las de los domingos) hay que añadirle el pésimo funcionamiento de Blogger últimamente. No sólo es cada vez más lento, sino que de vez en cuando no le da la gana atender mis peticiones de crear nuevos mensajes. Así que, nada...

Pero a lo que iba. Resulta que esta mañana, me levanto, y en vez de escuchar a Iñaki Gabilondo mientras desayuno, escucho a Aznar. Vuelvo de clase y veo más Aznar. A la hora del telediaro, la cosa ha alcanzado su momento cumbre: EN TODOS LOS CANALES ESTABA AZNAR. Después de toda la tarde fuera, he vuelto a las 10 de la noche, y sí... todavía andaba Aznar por ahí. Realmente... ¿qué tiene de interesante que aportar este hombre para acaparar los medios de comunicación durante un día entero de semejante forma? ¿Qué secretos increíbles ha desvelado a la comisión de investigación del 11M que merezcan primeras planas y entradillas de telediario?

A mí la voz de este señor me pareció vomitiva desde la primera vez que la oí: 'Váyase, señor González, váaaayase'. Cuando ganó las elecciones, Chema, que siempre fue un hombre de clichés, cambio de cantinela y empezó con el 'España va bien'. Jaleado por sus 'fachafans', se cree un gran estadista. Los suyos le aclaman como un nuevo Calvo Sotelo... qué digo, en realidad es José Antonio Primo de Rivera redivivo.

Y llegaron las elecciones de 2000. Con una bajísima participación, y con una izquierda a la que sólo le faltó nombrar en unas primarias galácticas a Chiquito de la Calzada como candidato a presidente del Gobierno Jedi del Universo, Chema obtuvo un 44% de los votos que el sistema electoral y la sobrerrepresentación de provincias como Soria o Guadalajara convirtieron en mayoría absoluta. Iluso él, creyó que recibía un cheque en blanco del pueblo para hacer su santa voluntad.

Y fue él mismo, por fin. ¡Fuera las caretas! Los dinosaurios volvieron, rugiendo y pisoteando todo como monstruosos elefantes en una cacharrería. Pista libre, rojos, que hemos vuelto. ¿Zapatitos? ¿quién es ese? Ni caso, amado líder. Tú, a lo tuyo. Hasta que la gente se empezó a despertar, tal día como un 20 de junio de 2002. Medio país paralizado en huelga. Pero Urdaci decía que no, que normalidad absoluta, y apoyaba su 'informativo' con declaraciones de los ases del fascio (Rajoy, Zaplana y Acebes). Le condenaron. Por mentir, más que nada. (Cecé Oó, mítica escena del humor televisivo patrio). Y luego llegó el Prestige, pero nada, lo mandamos al quinto pino y fuera. 'The Times' escribió que se trataba de la mayor catástrofe ecológica de la Historia en Europa.

Y la guerra. Ya se ha escrito mucho sobre la guerra, y realmente no tengo nada nuevo que aportar. Sólo mi humilde punto de vista: la mayor ignominia (con abismal diferencia) perpetrada por un gobierno autotitulado 'democrático' desde que tengo uso de razón. Pero no pasa nada. Ese 90% de la gente contraria a la guerra, está manipulada por los agitadores socialcomunistas, ya nos encargaremos de 'desmanipularlos', con 'la uno', 'la tres' y 'la cope', entre otros amiguetes. Perdieron unas elecciones, pero las compraron. Pobre Espe, con la ilusión que le hacía. Y se sacaron de la manga conversaciones con ETA, y conejos de la chistera, para distraer la atención de los misiles que caían en Bagdad.

Hasta que el terror cayó en Madrid. Y acusar a la gente de votar con miedo (a una gente que se lanzó como nunca en la Historia para pedir Justicia, y no venganza como hacen otros), es patético. Y muy ruin. Muy propio por tanto de la derecha rancia, que en este país es la única que hay. ¿Quién votó con miedo? Más al contrario, la gente se lanzó a la calle. Pero cuando se produce el mayor atentado en la historia de un país a tres días de unas elecciones, y el gobierno está a la altura del betún... aquél domingo de marzo, la gente hizo lo que tenía que hacer, y se fue a dormir. Y cuando despertó, el dinosaurio ya no estaba allí.

¿Luego? la conspiración. Lo sabemos, Chema. Es cierto. Hay una conspiración intergaláctica desde Raticulín, constelación Orión, donde Polanco desde la nave Enterprise gobierna el universo en triunvirato con Roldán y el Gran Wyoming. Ya sabemos que orquestaron una conspiración planetaria a las mismas puertas de Tannhauser para echar a los tuyos del poder y colocar a Darth Zetapé para someter a los incautos hispanos. Nos lo sabemos de memoria. Lleváis repitiéndolo desde entonces. Nos lo creemos, de verdad, pero no os llevéis el Scattergories. Para decir lo mismo, no necesitábamos aguantarte un día entero en la tele.

Relájate, Chema. Por ejemplo, colocando los pies encima de la mesa del despacho de Georgie. Entonces, le susurras al oído "han sido ellos, Georgie, esos millones de socialcomunistas y antiespañoles que votaron contra mí porque se lo ordenó Bin Laden. Bombardéalos, como a los afganos y los iraquíes".

escrito por Ignacio a 10:59 p. m.  ..  ver mensaje  ..  2 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

viernes, noviembre 19, 2004

Letras imprescindibles (III)

'La naranja mecánica' es sin duda una de las obras más particulares de la literatura del siglo XX. Se trata de la novela por la que pasó a la fama el novelista inglés Anthony Burgess (amante del fumeteo de psicotrópicos, por otra parte) después de que el gran Stanley Kubrick la adaptara al cine en 1972. Pocas veces un gran libro da lugar a una mejor película, y este caso es una de esas raras excepciones.

En cuanto al curioso título, procede en realidad de un juego rimado de palabras (como tantos otros típicos del habla 'cockney' londinense). El propio Burgess afirmaba que:
Las naranjas mecánicas no existen, excepto en el habla de los viejos londinenses. La imagen era extraña, siempre aplicada a cosas extrañas. 'Ser más raro que una naranja mecánica' quiere decir que se es extraño hasta el límite de lo extraño. Los europeos que tradujeron el título como ARANCIA a OROLOGERIA u ORANGE MÉCANIQUE no alcanzaban a comprender su resonancia cockney (perteneciente a las clases populares inglesas) y alguno pensó que se refería a una granada de mano, una piña explosiva más barata. Yo la uso para referirme a la aplicación de una moralidad mecánica a un organismo vivo que rebosa de jugo y dulzura.

En cuanto a la novela (en la que aparece un extraño dialecto llamado 'nadsat' de inspiración rusa) narra la vida del joven de 15 años Alex DeLarge, amante de la violencia extrema y la música clásica. Traicionado por sus drugos (amigos), finalmente es capturado por la policía y enviado a prisión, donde sufre un drástico proceso de rehabilitación que le incapacita psíquicamente para ejercer cualquier tipo de violencia. Desorientado y hundido, intenta suicidarse. Hasta que, finalmente, se cura...

-La Novena-dije-. La gloriosa Novena.
Y fue la Novena, oh hermanos míos. Todos empezaron a salir despacio y en silencio, mientras yo descansaba con los glasos cerrados, slusando la hermosa música. El min dijo: -buen chico- palmeándome el plecho, y luego se fue. Sólo quedó un veco que dijo-:Firme aquí, por favor.- Abrí los glasos para firmar, sin saber qué firmaba, y sin que me importase tampoco, oh hermanos míos. Y así me quedé solo con la gloriosa Novena de Ludwig van.
Oh, qué suntuosidad, qué yumyumyum. Cuando llegó el scherzo pude videarme clarito corriendo y corriendo sobre nogas muy livianas y misteriosas, tajeándole todo el litso al mundo crichante con mi filosa britba. Y todavía faltaban el movimiento lento y el canto hermoso del último movimiento. Sí, yo ya estaba curado.

Anthony Burgess. 'La naranja mecánica'.




Así acaba la película de Kubrick, y así acaba la edición censurada de EE.UU., aunque en la versión original hay un capítulo 21 en el que Alex vuelve con una nueva banda de drugos, hasta que cansado de la violencia, decide poner fin y formar una familia.

escrito por Ignacio a 9:00 p. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

domingo, noviembre 14, 2004

Monotonía

Una semana sin escribir nada por aquí, y cuando voy a hacerlo resulta que los servidores de Blogger están caídos y tengo que postear con un día de retraso. En fin. Es cierto, soy un vago, pero no encontré tiempo en toda la semana para escribir. Esta pasada semana ha resultado bastante estresante. Quizá no más estresante que muchas de las anteriores, pero en fin... no he encontrado ni un momento de respiro para aclarar mis ideas y entretejerlas por medio de frases coherentes. Mil disculpas a mis escasos (pero fieles) habituales.

Y lo cierto es que sí ha habido temas de los que hablar. Por ejemplo la muerte de Yaser Arafat, que da pie a la reflexión sobre el problema del pueblo palestino. A mí me resulta inconcebible que quienes más sufrieron en sus carnes el holocausto nazi (los que más pero no los únicos) estén ahora aplastando y masacrando al pueblo palestino pasándose por el forro de las *** todas las resoluciones internacionales, las convenciones de derechos humanos y la ética más elemental. Con la inestimable ayuda de tío Sam, claro.

También tengo pendiente mi homilía particular sobre los señores obispos. Sí, ese grupillo de viejos ensotanados que desde sus episcopales palacios quieren establecer cuáles deben ser los valores morales de nuestra sociedad. En un primer momento me parecía patético, después irónico, pero ahora están llegando a unos extremos que verdaderamente me enfurecen. Si Jesús de Nazaret levantara cabeza y viera a los ricachones obispos de la Iglesia preocupándose de ceder sus púlpitos al mensaje político de la derecha europea más rancia, a la vez que favorecen el contagio de sida entre los más pobres del mundo por su negativa reiterada al demoníaco preservativo... (¿Cuál es el versículo de los evangelios en el que Jesús condena los condones?).

Y en el apartado 'edificantes vivencias personales' podría añadir también alguna cosilla. EL viernes provoqué con mi ignorancia la ira de un respetable profesor de ecuaciones diferenciales. Momento para la historia: "Ya sé que el conocimiento es una exponencial negativa, pero no sé si estamos en 10 a la menos 3 o dónde" a la vez que dibujada exaltado en la pizarra la gráfica de una exponencial negativa con un fragmento de la tiza que acababa de reventar contra la pizarra preso de la furia. (en mi descargo debo decir que eran las 8 de la mañana, estaba dormido, y ni siquiera había escuchado la pregunta, de modo que 'no lo sé' me pareció la respuesta más ocurrente. Me equivocaba).

Sin olvidar tampoco el concierto de Familia Iskariote en la Casa Babylon el pasado viernes. Ambientazo y dos horas y media de ska del bueno (y 'made in Castilla' 100%), cosa que es difícil por estos parajes. Además, con degustación de comida indígena americana. Y los frijoles picaban, pero había hambre. A este paso me voy a aficionar más de la cuenta a lo de los conciertos...

En fin, que se me ha acabado la semana casi sin darme cuenta. Es terrible darse cuenta de que pasa el tiempo y tienes la sensación de estar desaprovechándolo al 90%. Prometo empezar a hacer cosas productivas. Una de ellas, relajar mi mente de vez en cuando, y dejarme caer por estas páginas.

escrito por Ignacio a 10:59 p. m.  ..  ver mensaje  ..  2 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

domingo, noviembre 07, 2004

Hey, ho, let's go!!


Twenty-twenty-twenty four hours to go
I wanna be sedated
Nothing to do nowhere to go
I wanna be sedated

The Ramones "I wanna be sedated"


El de anoche en la sala Subterfugio (Valladolid, 'of course') es uno de esos conciertos que tardan tiempo en olvidarse (y más para alguien como yo que va a este tipo de eventos de cuando en cuando). Lo cierto es que la ocasión merecía la pena: el homenaje a los Ramones de siete bandas de Valladolid, tras el fallecimiento el mes pasado de Johnny Ramone (el penúltimo de los originales Ramones que aún quedaba con vida). Todo comenzó, al parecer, con un mensaje de Miguel (bajista de Shiver) en un foro de Internet. Para que luego digan que Internet no vale para nada ;D. La oferta desde luego era prometedora. Temas de siempre, grupos de ahora, punk tornasolado por el particular tamiz de cada uno de los siete grupos en escena, oportunidad única para oír el mismo dia a siete bandas de rock de Valladolid que se permitieron el lujo de intercalar cada una un tema propio entre las versiones de Ramones. Y todo por 3 euros.
 

La noche comenzó con Shiver en escena. Su sonido particular, melódico y alejado del punk agitado de Ramones, sirvió de calentamiento para una larga noche. Siguieron Rogelios, una formación de músicos vallisoletanos creada expresamente para este concierto, a modo de homenaje a los Ramones. Su versión de 'Sheena is a punk-rocker' (uno de los grandes temas de los Ramones) provocó el furor del público y el 'pogo' invadió la pista por primera vez (no sería la última, desde luego).Los medinenses de Harla Horror continuaron la fiesta, tras un recuerdo al concierto que los auténticos Ramones dieron en Valladolid en 1991 y el concierto del bajista Dee Dee Ramone en la misma Subterfugio, un 'espectáculo' ante poco más de 100 personas con un Dee Dee no precisamente en plenitud de sus facultades ("era un poco drogainómano...").


Shiver

Y después llegó Nocte con su toque gótico. Una auténtica sorpresa con una cantante que no se amedrentó para versionear a Ramones con su propio estilo. Después de 'someone put something on my drink' entre otras, llegó la esperada 'The Blitzkrieg Bop' (sí, la de 'hey, ho, let's go') en una muy particular versión que hizo delirar (y quemar muchas calorías) a quienes nos encontrábamos allí. Fueron seguidos por 'Her own disease', con el estilo más peculiar de la noche (su sonido más metalero sin duda está bastante alejado del de Ramones), antes de un sorteo interminable de maquetas de los grupos participantes que acabó con los últimos regalos del lote volando desde el escenario.

 
Dos borrosas instantáneas del concierto: Silencio Roto y Opposite Way

Quedaba el postre. Opposite Way fue otra auténtica revelación (ese teleco). Derrocharon energía sobre el escenario y el público conectó enseguida con ellos. Tocaron otros dos de los grandes temazos de Ramones: 'I wanna be sedated' y 'Do you remember the Rock'n Roll radio'. Silencio Roto tuvo el honor de cerrar (cuando ya quedaban pocas fuerzas en la pista) y se permitió el lujo de hacer un 'mini bis' con un tema propio (el único en castellano que se oyó en toda la noche), después del 'gabba gabba hey' de rigor. En fin, tres horas y cuarto para disfrutar del punk más clásico y a la vez más personal (gracias al estilo propio de cada uno de los grupos participantes).


A modo de reflexión personal, no dejo de pensar que mucha gente se llevaría una sorpresa si fuese a este tipo de conciertos y fuese capaz de escuchar música distinta a la que le dan mascada las radios comerciales y discográficas de turno. Incrementa mi odio saber que se trae a babosos de Operación Triunfo para que toquen ante el populacho en la plaza mayor (para eso sí valen los impuestos) y un concierto montado por grupos de aquí, que se patean media Castilla tocando por amor al arte (porque ninguno de ellos vive de eso), que se marcan tres horas y media de concierto por 3 euros... y ha pasado totalmente desapercibido para el 95% de la juventud de esta ciudad. Me deprime. 'Mierda de ciudad', que dirían Kortatu.

escrito por Ignacio a 11:46 p. m.  ..  ver mensaje  ..  0 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

 

miércoles, noviembre 03, 2004

The Election (...y el después)

Cuando ayer decidí apagar definitivamente la radio (hacía rato que pasaba de las 2 de la mañana) los sondeos a pie de urna apostaban claramente por Kerry, en una jornada de participación masiva. ¿Habrá habido pucherazo? en un sistema electoral como el yanqui, donde se vota en máquinas electrónicas, o con dudosas tarjetitas perforadas con palancas, es posible (muchas de estas máquinas están fabricadas por donantes de la campaña de Bush como Harte-Intercivic). No lo sé. En un país genuinamente libre hay sistemas de votaciones más transparentes, y si hay sospechas de error, se investiga exhaustivamente. El caso es que Bush ha ganado las elecciones. En estos momentos el voto electoral marcha 254 a 252 a favor de Bush. En Ohio, New Mexico e Iowa (los estados que quedan por adjudicar y que suman 32 votos) Bush marcha por delante con casi la totalidad de voto escrutado. En voto popular, Bush aventaja en 3 millones y medio a Kerry: es decir, aunque en Ohio se diese el vuelco final a favor de Kerry (hay menos de una probabilidad entre mil), Bush habría ganado las elecciones, como en 2000 las ganó Gore. Ha ganado claramente (sospechas de fraude aparte) en Florida, a pesar de las encuestas. A toro pasado, se atribuye esta sorprendente victoria a la gestión del gobierno en los últimos huracanes sufridos en este estado.


Todo parece una pesadilla, pero a medida que avanzan las horas, va tomando forma. Medio mundo esperaba despertar hoy de la larga noche de Bush. Deberemos esperar otros cuatro años más. No sé si el mundo lo soportará. Esta claro que a los yanquis les importa un carajo el resto del mundo, y a lo mejor al resto del mundo nos empieza a importar cada vez menos EE.UU. El 11-S fue celebrado en muchos lugares. Hoy por hoy, esta celebración sería más generalizada, y desde luego gran parte de la Humanidad no sentiría sino indiferencia: "se lo estaban buscando". Es razonable que si millones de personas viven pisoteadas por la garra yanki, parte de ellas exploten con ira homicida.


¿Qué pasa por los cerebros de los yanquis? Bush es el primer presidente desde la Gran Depresión (provocada por el crack del 29) durante cuyo mandato ha aumentado el paro en términos absolutos (en el estado decisivo de Ohio, alcanza dimensiones críticas, y aún así, ha votado por Bush). Se han recortado libertades civiles como nunca se había hecho. Se han recortado impuestos a los más ricos en detrimento de las políticas sociales y de educación y sanidad públicas. El estado tiene un déficit galopante. Pero nada de eso parece importar. Hey, yu-es-éi, yu-es-éi, ¿nos vamos al McDonalds a celebrarlo?.


Bush tiene vía libre para continuar destruyendo la economía americana (a mí me importa un carajo, es lo que ellos han querido) y para seguir pisoteando al resto del mundo. Esto ya me mosquea más, pero en fin, a lo mejor les sale el tiro por la culata. El antiamericanismo que ha producido Bush es insólito. Incluso en el mundo occidental, donde EE.UU. ha sido históricamente el gran aliado protector, se encienden las protestas con el imperio y su 'Comandante en Jefe'. Si Bush sigue por esta senda, la debacle de su sistema puede ser brutal. La economía de EE.UU. no soportará cuatro años más de bushismo: todos los premio Nobel de Economía de nacionalidad estadounidense vivos habían pedido el voto para Kerry. A mí, por los americanos, me importa un pimiento. Han sido ellos quienes han votado al 'presidente de la guerra' (y de los ricos). Pero las consecuencias para el resto del mundo (y pienso por ejemplo en Iberoamérica) pueden desatar un terremoto de efectos imprevistos. Cuando digo que Bush tiene vía libre para hacer lo que le dé lagana, no hablo en balde. Durante los 8 años de la administración de Clinton, la mayoría republicana del Congreso (que es totalmente independiente del gobierno) ejerció de contrapeso y frenó muchas de sus iniciativas liberales. Bush sin embargo no tuvo que lidiar con un Congreso de mayoría demócrata. Ni tendrá que hacerlo. Los republicanos continuarán controlando la Cámara de Representantes y el Senado.


¿Qué podemos esperar de estos 'four more years'? Si los cuatro primeros dieron para Fahrenheit 9/11, lo que nos puede esperar es para echarse a temblar. Pero no se me quita de la cabeza la idea de que es lo que ellos quieren. Claro, si dentro de 'lo que ellos quieren' entra pisotear al resto del mundo, que no esperen alfombra roja del resto del mundo para abrir paso a su gran líder y comandante Bush. De momento, los EE.UU. son soberbios para pedir ayuda, o simplemente, colaboración. Pero a lo mejor cuando la necesiten, no la van a encontrar. No es rencor, es simplemente cuestión de lógica. El mundo tiene que protegerse si alguien (aunque se llame EE.UU.) intenta destruirlo.

En fin, qué gran decepción. Que dios deje de bendecir América (los Estados Unidos de) y se acuerde del resto del mundo de una puñetera vez.

escrito por Ignacio a 1:01 p. m.  ..  ver mensaje  ..  1 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

The Election (el antes...)

Cuando escribo estas líneas aún oficialmente no se sabe nada. Sigue el 'empate técnico' entre Kerry y Bush, y los estados indecisos siguen ahí, en el filo de la navaja. Durante estos últimos días, Andrew Tanenbaum (autoridad mundial en el campo de la Telemática) ha mantenido al día una predicción del voto electoral en el Electoral Vote Predictor (que ha sido utilizado como fuente fiable incluso por 'El País'). En estos momentos la predicción es de... 262 a 261 para Kerry, con 15 escaños sin decidir (los correspondientes a New Jersey). La predicción desde luego es arriesgada (incluso se atreve a asignar Florida a Kerry) pero incluso en este panorama New Jersey podría decidir la balanza hacia Bush.

El sistema electoral de los yanquis me enferma. No es que el nuestro sea mejor (es una basura, aparte de la famosa Ley D'Hondt que es una aberración matemática) pero aquí se votan partidos (más de dos), hay unas listas, múltiples escaños por repartir, etc. En EE.UU. estamos decidiendo UN escaño: el de presidente. ¿Es tan difícil? Quien obtiene más votos, gana. O así debería ser. Pero no. Hay un 'colegio electoral' al que cada estado aporta miembros en función de su población, con una llamativa característica: no hay proporcionalidad, el candidato más votado en cada estado se lleva todos los votos electorales del estado. Es decir, los probables millones de votos que Bush reciba en California van a ir directamente a la basura: la victoria de Kerry en ese estado está prácticamente garantizada y con ella los 55 votos electorales del estado (de un total de 538). Un problema importante es que muchos pequeños estados están sobrerrepresentados. Incluso con sólo 3 votos electorales, un voto en Delaware vale más que uno en California. Aquí pasa lo mismo, cuesta menos votos conseguir un diputado en Soria que en Madrid, pero incido en que en EE.UU. lo que se hace es elegir un ÚNICO presidente.


Hace cuatro años ganó el demócrata Al Gore, vicepresidente de Clinton, bajo cuyo mandato EE.UU. vivió 7 años de crecimiento económico ininterrumpido (el primer año Clinton tuvo que recuperarse aún de la política de Bush padre). Lo hizo además por una diferencia significativa: medio millón de votos. Pero por el sistema de 'colegio electoral' ganó Bush gracias a una ridícula diferencia de votos en Florida sobre la que pesará para siempre la losa del fraude (y no son sospechas, hay pruebas). Bush utilizó artimañas para acceder ilegítimamente a la presidencia: fue el tribunal Supremo (formado por magistrados en su mayoría conservadores) quien decidió que los recuentos de Florida, que daban la victoria a Gore, debían detenerse. Sí, fueron sucias artimañas, pero sin el famoso 'colegio electoral' estas artimañas directamente no habrían tenido sentido. Con medio millón de votos a favor de Al Gore, no habría lugar a ningún recuento. También podríamos hablar de las dudosas papeletas perforadas de Florida (muchas ni siquiera se agujereaban correctamente por las máquinas de votación).

Pero en fin, todo esto es agua pasada. Legalmente o no, Bush se hizo con la presidencia y ha gobernado el Imperio durante los últimos cuatro años. Las consecuencias que ha tenido son sabidas por todos. Hace falta que cuando despertemos mañana, el mundo haya despertado de la larga noche de Bush, y sus pesadillas de sangre, mentiras y armas masivas. Y yo confío en los ciudadanos de Norteamérica. Entre 300 millones de personas, no pueden ser todos descerebrados. Se han registrado más votantes que nunca, y especialmente entre los jóvenes, tradicionalmente indiferentes. La participación parece estar siendo masiva durante la jornada... seguimos con la impaciencia, pero dos datos invitan al optimismo: en los votos anticipados de Florida (totalmente escrutados y que son cerca de un 30% del total) Kerry gana a Bush por un 6% de ventaja. Los sondeos a pie de urna de estados indecisos (y decisivos) como Ohio y Pennsilvania también apuestan por Kerry.


Para no echar las campanas al vuelo, cierro con una noticia que he leído hoy en 'El País' y que me ha dejado sorprendido:

"(...)el sistema de impugnación que proponen los republicanos es ante todo una táctica para ralentizar el voto, para crear colas tan largas que muchos se desanimen y se vayan a sus casas sin votar. Es decir, una especie de fraude que, según los demócratas, se efectuará sólo en los distritos electorales donde los demócratas tienen mayoría.
(...) cuantas más personas voten, más alta será la posibilidad de que gane Kerry. (...) Por eso, increíblemente, el líder republicano en el congreso estatal de Pennsilvania tuvo la insensatez de reconocer que su misión era «limitar los números de votantes»".

Estas son las tácticas de Bush: que vote la menos gente posible.. ¿tendrán miedo a la democracia?


Mañana, en estas páginas:
The Election (...y el después). Permanezcan atentos ;)

escrito por Ignacio a 1:06 a. m.  ..  ver mensaje  ..  2 comentarios  ..  trackbacks  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares