domingo, noviembre 14, 2004

Monotonía

Una semana sin escribir nada por aquí, y cuando voy a hacerlo resulta que los servidores de Blogger están caídos y tengo que postear con un día de retraso. En fin. Es cierto, soy un vago, pero no encontré tiempo en toda la semana para escribir. Esta pasada semana ha resultado bastante estresante. Quizá no más estresante que muchas de las anteriores, pero en fin... no he encontrado ni un momento de respiro para aclarar mis ideas y entretejerlas por medio de frases coherentes. Mil disculpas a mis escasos (pero fieles) habituales.

Y lo cierto es que sí ha habido temas de los que hablar. Por ejemplo la muerte de Yaser Arafat, que da pie a la reflexión sobre el problema del pueblo palestino. A mí me resulta inconcebible que quienes más sufrieron en sus carnes el holocausto nazi (los que más pero no los únicos) estén ahora aplastando y masacrando al pueblo palestino pasándose por el forro de las *** todas las resoluciones internacionales, las convenciones de derechos humanos y la ética más elemental. Con la inestimable ayuda de tío Sam, claro.

También tengo pendiente mi homilía particular sobre los señores obispos. Sí, ese grupillo de viejos ensotanados que desde sus episcopales palacios quieren establecer cuáles deben ser los valores morales de nuestra sociedad. En un primer momento me parecía patético, después irónico, pero ahora están llegando a unos extremos que verdaderamente me enfurecen. Si Jesús de Nazaret levantara cabeza y viera a los ricachones obispos de la Iglesia preocupándose de ceder sus púlpitos al mensaje político de la derecha europea más rancia, a la vez que favorecen el contagio de sida entre los más pobres del mundo por su negativa reiterada al demoníaco preservativo... (¿Cuál es el versículo de los evangelios en el que Jesús condena los condones?).

Y en el apartado 'edificantes vivencias personales' podría añadir también alguna cosilla. EL viernes provoqué con mi ignorancia la ira de un respetable profesor de ecuaciones diferenciales. Momento para la historia: "Ya sé que el conocimiento es una exponencial negativa, pero no sé si estamos en 10 a la menos 3 o dónde" a la vez que dibujada exaltado en la pizarra la gráfica de una exponencial negativa con un fragmento de la tiza que acababa de reventar contra la pizarra preso de la furia. (en mi descargo debo decir que eran las 8 de la mañana, estaba dormido, y ni siquiera había escuchado la pregunta, de modo que 'no lo sé' me pareció la respuesta más ocurrente. Me equivocaba).

Sin olvidar tampoco el concierto de Familia Iskariote en la Casa Babylon el pasado viernes. Ambientazo y dos horas y media de ska del bueno (y 'made in Castilla' 100%), cosa que es difícil por estos parajes. Además, con degustación de comida indígena americana. Y los frijoles picaban, pero había hambre. A este paso me voy a aficionar más de la cuenta a lo de los conciertos...

En fin, que se me ha acabado la semana casi sin darme cuenta. Es terrible darse cuenta de que pasa el tiempo y tienes la sensación de estar desaprovechándolo al 90%. Prometo empezar a hacer cosas productivas. Una de ellas, relajar mi mente de vez en cuando, y dejarme caer por estas páginas.

escrito por Ignacio a 10:59 p. m.  ..  ver mensaje  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^


2 comentarios:

Blogger GuiLLe escribió...

Esa familia iskariote!!! que gran concierto...!!

11/17/2004 12:36 a. m.  

Blogger Sabela escribió...

Pues la verdad es que ya me gustaria a mi un concierto de la familia iskariote. No te encanta 'La canción de un muerto'?

Besos!

12/07/2004 10:01 p. m.  

Publicar un comentario

trackbacks:

Crear un enlace



<< volver al inicio  ..  ^^ volver arriba  ..  ×× archivo

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares