martes, abril 19, 2005

Fumata blanca



Ayer ponía a Ratzinger como el número uno de mi quiniela, aunque confiaba en su no elección, por demasiado obvia. A mi pesar, he acertado. 'Ratzinger Z' se ha convertido en Mazinger XVI 'Martillo de Herejes', perdón, Benedicto XVI (que ya tiene su propio artículo en Wikipedia, como podéis ver en el enlace).

Hablando del nombre, lo cierto es que Juan Pablo III era muy improbable. Demasiado pretencioso, después del papado más influyente en el último siglo y tercero más largo de la historia. Haría falta valor para Juan XXIV, siendo Ratzinger, desde luego... Pablo VII indicaría un claro continuismo con Pablo VI que no tendría por qué ser cierto. Pio XIII levantaría los murmullos sobre la conexión nazi de Ratzinger (por aquello del supuesto colaboracionismo de Pio XII). Y el anterior nombre en la lista es Benedicto (XV), del que quizá no haya demasiado que decir.

En cuanto al propio Ratzinger, Hasta ahora ocupaba el cargo de Inquisidor General de la Iglesia. Y no es coña. Era el máximo responsable de la Congregación para la Doctrina de la Fe, antiguo Santo Oficio. El poder de esta congregación que trató de reducir el Concilio Vaticano II fue reforzado por Juan Pablo II, colocando además a uno de los guardianes de la ortodoxia como Ratzinger. Sus posturas han sido duras, inflexibles, muy lejanas del Vaticano II y recordatorias casi del medievo. Fue la mano derecha (nunca mejor dicho lo de derecha) de Wojtyla.

Ratzinger, alias 'cardenal Panzer', no tuvo piedad como Inquisidor con los sectores críticos de la Iglesia. Aplastó movimientos renovadores como la Teología de la Liberación, tildándoles casi de heréticos, aunque no se recuerda que haya rechistado ante los más que dudosos métodos de captación, adoctrinamiento y 'formación del espíritu' de cuasi-sectas como el Opus Dei, cuyos miembros practican la mortificación de la carne. Sus partidarios afirman que con él la Iglesia enderezará el rumbo prohibiendo tajantemente el aborto, la lujuria y la homosexualidad. (esto último está sacado textualmente de Wikipedia). En fin, mano dura, penitencia, cilicio, represión y temor al Todopoderoso. Como en época de nuestros abuelos.

Trazando una trayectoria histórica de la biografía de Ratzinger, comenzamos por su paso por la Juventud Hitleriana. Tampoco debe ser un estigma, eran tiempos de la II Guerra Mundial y la adhesión era obligatoria (además, desertó). En sus inicios teológicos, fue liberal, compañero de fatigas del teólogo Hans Küng, uno de los grandes críticos de la tendencia conservadora marcada por Wojtyla. Su postura en el Concilio Vaticano II fue aperturista y progresista. Sin embargo, justo después, a finales de los 60, cambia radicalmente de ideología, quizá influido por las revueltas marxistas de la época.

Después de ser arzobispo, Pablo VI lo nombró cardenal (era uno de los dos únicos electores del Cónclave no nombrado por Juan Pablo II), y ya Juan Pablo II en 1981 (el mismo año en que sufrió el atentado de Ali Agca), lo nombró prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe (lo que, como decía, antes era Inquisidor general). En 2002 fue nombrado Decano del colegio cardenalicio. Por tanto, a pesar de que el 'número dos' teórico del Vaticano era el Secretario de Estado, Angelo Sodano, el poder que concentraba Ratzinger y su proximidad a Juan Pablo II lo convertían en el verdadero número 2, y verdadero 'papa en la sombra' en los momentos más críticos de Wojtyla.

Y aunque había repetido sucesivas veces que le gustaría retirarse a una aldea bávara y decicarse a escribir libros (de nuevo, textual de Wikipedia), se presentó al Cónclave con serias opciones y no dudó en hacer una fuerte campaña. Su homilía en la misa 'pro eligendo papa' fue todo un mitin electoral, en el que criticó «las "modas del pensamiento" que imponen la "dictadura del relativismo" y amenazan al catolicismo: "el marxismo, el liberalismo, el libertinaje, el colectivismo, el individualismo radical, el ateísmo" y el "vago misticismo religioso".» (esto es de El Mundo). Toda una declaración de intenciones. También electoralista ha sido su pose en el balcón de san Pedro, juntando las manos en ese gesto tan parecido al de los políticos cuando suben al estrado celebrando el triunfo en una noche electoral.

En fin, si queríamos aperturismo, toma dos tazas de cerrazón. Si te consideras católico, te recuerdo: ser homosexual es pecado, follar antes de casarte también, hacerlo con condón también... y por favor, no seamos relativistas, libertinos, colectivistas, individualistas, marxistas, liberales, ateos o vagamente místicos. Allí estará Panzer XVI para guiar al rebaño descarriado por la buena senda. En fin. Cuántos seguirán, hipócritamente, presumiendo de catolicismo y a la vez inclumpliendo la doctrina moral ratzingeriana.

Diréis que me ofusco demasiado con el tema, no siendo católico. Bien, pero reconozco su gran influencia en el mundo, y el gran bien que podría hacer su apertura al siglo XXI. Si aceptara, por ejemplo, el uso del condón para prevenir el sida entre los más pobres de los pobres. Además, tengo dos familiares cercanos en la viña del señor. Aunque en la esquina opuesta a Ratzinger (concretamente, seguidor de la Teología de Liberación uno, y vinculado a los movimientos sociales y políticos más críticos y de izquierda, otro). Y es una forma muy distinta de vivir la Iglesia y su papel en el mundo.

Así que me he sentido decepcionado con el resultado. Sabía que mi paisano Carlos Amigo era casi imposible, pero también lo era Wojtyla. Al menos, podría haber sido elegido alguien que pudiera despertar expectativas de cambio en un dinosaurio que lleva un cuarto de siglo echándose la siesta. Por lo menos, Ratzinger, a quien ya llaman 'el Papa de la transición', durará poco por motivos obvios. Tiene 20 años más que Wojtyla cuando fue elegido. Entonces llegará un nuevo cónclave y volverán las quinielas. Abramos juego ya: de nuevo Maradiaga, Schönborn y Barbarin. Tienen tiempo para irse allanando el camino. Aunque quizá lleguen nuevos vientos a la Curia. Quién sabe.

Y no tengo mucho más que decir. Prometo que no volveré a hablar de fumatas en un tiempo largo. Pero ha sido un momento histórico que merecía ser comentado aquí.

PD: Para no perderse el blog de las crónicas vaticanas de Rubén Amón, especialmente el último y más reciente comentario: 'La sonrisa de Ratzinger'.

Actualizado 20 de abril
Por si alguien tenía alguna duda del 'talante' de Mazinger XVI, su primera homilía ha sido en latín, como en los 'buenos tiempos'. Aseguró en ella que la Iglesia que ha dejado Juan Pablo II "más valiente, más libre y más joven". Me pregunto si lo de más libre se refiere a los teólogos de liberación, homosexuales católicos, curas casados y demás grupos que menciona JLPA en su comentario. Y lo de más joven, debe referirse a la edad media de los curas hoy en día.
El Opus Dei y demás movimientos ultraconservadores ya se regocijan con Mazinger. Otro que lo hace es George Bush. En EEUU ya se habla de alianza Bush-Ratzinger. Ahora que la Iglesia parece que sólo se preocupa de condones, gays y demás, en plena sintonía con la doctrina moral de Bush, los católicos yanquis están empezando a votar en masa a los republicanos, y la simbiosis de Mazinger y Bush, sólo de pensarla, da escalofríos.
Por cierto, uno de los cardenales españoles ha asegurado que Ratzinger no se soprendió en absoluto de su elección. Por lo visto, Wojtyla lo dejó todo atado y bien atado.
Nota friki: Algún compañero mío de facultad dice que el próximo papa debe ser Fourier I, para realizar una transformación en el seno de la Iglesia. (2 deltas de Dirac... xD).

escrito por Ignacio a 10:15 p. m.  ..  ver mensaje  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^


2 comentarios:

Blogger elraul escribió...

Como diría aquel, es triste, y más que triste, que el primer Papa del siglo XXI, sea un hombre con unos pensamientos anclados en el XIX. A medida que pasan las horas peor me sienta esta elección, no la entiendo por mucho que lo intento. Y lo peor de todo es que tampoco tengo esperanzas de que el siguiente cónclave (que Dios quiera que sea pronto) traiga cambios. Juan Pablo II se encargó de llenar el colegio cardenalicio de los suyos, aunque casualmente haya sido uno de los dos que no nombró él quien ha resultado elegido; y me imagino que Nazinger se ocupará de hacer lo propio para dejar todo "atado y buen atado" para cuando él ya no esté para atarlo en persona.

Se supone que al Papa lo elige el Espíritu Santo, es decir, Dios (por aquello de la Santísima Trinidad y tal). Vamos, que Benedicto XVI es Papa "por la gracia de Dios". Bueno, pues no veas la gracia que tienes, guapo, yo todavía me estoy riendo.

P.D.: entre que yo soy un poco lerdo y que no son horas, antes dejé un comentario que borré al minuto de escribirlo, pero vamos, que era exactamente igual que éste.

4/20/2005 2:02 a. m.  

Blogger JLPA escribió...

Flaco favor le ha hecho el Espíritu Santo ese a la Iglesia (como asamblea mundial) con la elección de "Ratzinger Z" ó "Nazinger" o como se quiera llamar (cualquier apelativo radical es adecuado). Y no lo siento por mí que a fin de cuentas no me voy a tener que ver las caras con sus ideas o mandatos, sino por esos movimientos católicos que poco a poco han ido avanzando en los últimos años(Movimiento Pro-celibato Opcional, Teología de la Liberación, Mujeres Teólogas, Homosexuales Católicos, etc) y que ahora ven sus puertas cerradas (del mismo modo que se vivió en TV el "Extra Homine" y su cerradura de puerta a cal y canto). Una verdadera lástima y una decepción grande. Hablan de darle una oportunidad, de que no es lo mismo ser cardenal que Papa, etc. En fin, será que la esperanza es lo último que se pierde. Jesús de Nazaret predicó un Reino de Dios en la tierra, pero... apareció la Iglesia (con Ratziger a la cabeza) :-S

4/20/2005 4:58 p. m.  

Publicar un comentario

trackbacks:

Crear un enlace



<< volver al inicio  ..  ^^ volver arriba  ..  ×× archivo

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares