lunes, mayo 23, 2005

Chapuza a la 'bolognesa' (I)

La declaración de Bolonia es uno de los temas de moda en la Universidad española. Todo el mundo habla de ella, aunque la información al respecto es más que confusa. Básicamente se trata de un proceso de convergencia europea que pretende lograr un sistema unitario de títulos homologables en toda la Unión Europea, que favorezca la movilidad, y sobre todo, homogeneizar el sistema de créditos lectivos de forma que haya una serie de niveles reconocidos en toda europa en base a un número determinado de créditos cursados (el famoso sistema ECTS).

Como casi todas las propuestas de reforma educativa, la intención no es del todo mala. Pero su aplicación puede ser traumática, y no digamos si se hace 'made in espéin'. Para echarse a temblar. Una de las propuestas era la simplificación de los títulos y la reducción de los mismos. Por si acaso, los alumnos de humanidades ya han comenzado las movilizaciones ante el temor de ser borrados del mapa.

¿Cuál es el panorama actual en la ingeniería española? (que es lo que yo conozco). Bien, tenemos un sistema de titulaciones de primer ciclo (3 años) y otras de segundo ciclo (5 años) que conducen a títulos de ingeniero técnico y superior, respectivamente. Las primeras ofrecen una formación más específica y centrada en un campo concreto: por ejemplo, dentro de la Telecomunicación, el procesado de señales. Aunque ofrecen la base suficiente para 'saltar' al segundo ciclo que conduce al título de ingeniero superior, de ámbito y atribuciones generalistas (si bien uno se puede especializar mediante optativas, esta especialización es 'a posteriori', una vez garantizada la formación general mediante las asignaturas troncales y obligatorias).

Este sistema funciona aceptablemente, aunque tiene dos defectos básicos (que vendría a solucionar, en teoría, Bolonia): primero, excesiva carga académica (insisto, hablo sólo de ingenierías), que ocasiona que muchos estudiantes tarden un par de años más (con suerte) de los establecidos en acabar sus estudios. Segundo, produce una sobreoferta de ingenieros con demasiada formación teórica pero poco orientados a un mundo laboral donde ni de coña hay demanda para los tropecientos telecos superiores que salen al año (de hecho muchos acaban en perfiles donde perfectamente podría haber encajado cualquier ingeniero técnico e incluso algún técnico superior).

El problema es que Bolonia ofrece una solución común para toda la Universidad. Humanidades, ciencias de la salud, ingenierías... solución universal Acme en pro de la convergencia europea. ¿Cómo encaja aquí la ingeniería? sencillamente, desaparece, al menos tal y como la conocemos. Mientras muchos países europeos apuestan (sin desviarse de Bolonia) por un sistema 3+2 (3 años de grado + 2 de posgrado) a grandes rasgos, que permitiría, teniendo en cuenta el sistema español, una transición menos traumática y una equiparación de los títulos viejos con los nuevos, aquí, como somos 'different', se ha apostado por un sistema 4+x.

4 son los años de los títulos de grado (del sumando 'x' hablamos luego). Obviamente en 4 años una ingeniería no cabe ni en sueños (el coste sería demasiado traumático como para permitirse el lujo de llamar 'ingeniero' al graduado resultante, al mismo nivel que los ingenieros del plan actual), y mucho menos teniendo en cuenta que en el nuevo sistema, 3 cursos de los actuales serían casi 4 de los nuevos, y 5 serían prácticamente 6. (De hecho, los 375 créditos actuales que tiene una ingeniería superior equivaldrían a aproximadamente ¡7 cursos! con el sistema ECTS).

Pero aún así, las directrices respecto a Bolonia son claras: títulos de grado generalistas de 4 años y luego, 'x'. Obviamente estos grados conducirían a una ingeniería de broma, con una formación quizá general, pero no lo suficientemente profunda en ninguno de los ámbitos del campo de estudio (que es precisamente el punto de las actuales ingenierías superiores) —Inciso: ¿Cómo se traduce 'the point of' al castellano? hay veces que me expreso mejor en inglés que en la lengua de los Condes—. También habría que sacrificar, obviamente, gran parte de la formación física y matemática de los ingenieros, que se perderá para siempre (está claro que los cursos de posgrado no van a solucionar esta carencia, y de hecho está muy lejos de sus objetivos).

¿Qué solución se propone para las ingenierías en este país? ¿Qué viene detrás de los 4 años de grado? ¿En qué situación quedamos quienes nos estamos formando con el sistema actual? Mañana más (o pasado, impacientes).

escrito por Ignacio a 10:53 p. m.  ..  ver mensaje  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^


0 comentarios:

Publicar un comentario

trackbacks:

Crear un enlace



<< volver al inicio  ..  ^^ volver arriba  ..  ×× archivo

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares