sábado, mayo 13, 2006

El timo de la estampita

Hace ya años que empecé a sorprenderme de anuncios como el de esta foto, que loan la enorme rentabilidad de algo tan nimio como los sellos, asegurando que '100 pesetas de 1976 invertidas en filatelia equivalían en 1996 a 15.035, mientras que invertidas en bolsa tan solo eran 1.679'. A mí, inevitablemente, que alguien quisiera venderme los sellos como un producto capaz de producir rentabilidad diez veces superior a la de la bolsa, me producía la sensación de que estaban intentando metérmela doblada.

Pero el caso es que mucha gente se tragó el cuento chino e invirtió su dinerillo en sellos. La verdad es que lo mire por donde lo mire, me sigue sonando ridículo... ¿invertir en sellos? Puedo entender en vivienda, incluso en otras cosas como metales nobles y demás. ¿Pero en sellos? Algo que no vale absolutamente para nada y cuyo único valor está en el que le conceden los coleccionistas... ¿Realmente alguien conoce tantos -y tan ricos- coleccionistas de sellos como para hacer sospechar que pueda mover miles de millones y generar tantísima rentabilidad? Sospecho que la mayoría de gente que invirtió en Fórum o Afinsa no conocía ni un coleccionista de sellos. Y en cualquier caso, no hay más que fijarse en cualquier tienda de filatelia, locales modestos, lejos de cualquier opulencia, y que no viven de grandes operaciones financieras especulando con sellos, sino de una modesta parroquia que tiene como hobby coleccionar estampitas. Recomiendo vivamente leer este artículo escrito en una revista filatélica hace más de dos años. Es absolutamente premonitorio, y finaliza con esta frase: 'Por ahora solamente se trata de un engaño. Para bien de todos que no pase de ahí'.


¿Entonces por qué invirtió toda esta gente? Pues porque prometían rentabilidad superior a la del mercado. Aseguraban tener garantizada una rentabilidad del 6% anual, cuando los tipos de interés apenas sobrepasan el 2%. Y la gente iba y se lo creía, pero porque vivimos en un país de analfabetos económicos (somos analfabetos de tantas cosas...). Es imposible garantizar una rentabilidad triple que la que te puedan ofrecer los bancos. Puedes como máximo decir que probablemente, teniendo en cuenta las condiciones del mercado, puedes ganar X, pero no puedes garantizar que vas a ganar X. Porque un sello, como cualquier otro bien tangible, está sujeto a las leyes del mercado y los precios pueden fluctuar. Incluso la vivienda puede llegar a bajar de precio algún día...

Y si no es posible garantizar esa rentabilidad, ¿cómo se las ingeniaban estas empresas para pagar sus 'intereses' religiosamente? La respuesta es fácil: el timo piramidal. O la 'bola de nieve'. La liquidez de la empresa no procedía de la habilidad a la hora de vender los sellos (los cuales estaban sobrevalorados hasta un 1000 [mil] %), sino del dinero que iban ingresando nuevos inversores. Lo que invertía una persona se gastaba en pagar los intereses de los que estaban antes. El sistema puede funcionar aparentemente bien durante décadas siempre que se mantenga el flujo de nuevos clientes. El único secreto es mantener la suficiente liquidez como para poder hacer frente a las desinversiones que se vayan produciendo. Es decir, lo que importa es que mantengas un pellizco suficiente como para devolver su dinero a quien te lo pida. Porque en circunstancias normales, puede que quieran retirar su dinero 100 clientes, o 1000 incluso, pero es infinitamente improbable que en circunstancias normales vengan los 300.000 clientes a retirar su dinero.

¿Y por qué no actuó antes el gobierno, si llevaban 25 años defraudando? Pues tal y como funcionan las cosas, realmente hasta que la bola no se hace enorme nadie se da cuenta. Hasta que estas empresas no han sido demasiado grandes, Hacienda no se ha percatado de todo el desbarajuste que tenían montado. Sí, la empresa hacía sus pagos de intereses, los clientes no se quejaban... pero quien estaba dejando de cobrar lo suyo era Hacienda, que no recaudaba todo lo que tenía que recaudar. Y fue entonces cuando metió mano y se dio cuenta de todo el fregado. En mi opinión, los sucesivos gobiernos sólo tienen culpa de dos cosas: permitir que unas sociedades ajenas a los controles a los que se someten los bancos actúen como 'seudobancos' sin ninguna regulaciónm, y permitir que se garantice rentabilidad (el gran anzuelo publicitario de estas empresas) en algo en lo que por definición es imposible garantizarla.

Si investigaban desde 2003... ¿por qué no se actuó hasta ahora? Fácil, porque no se puede actuar sin pruebas. Si se empezó a investigar fue para recoger pruebas. Se ha tardado tres años, pero en cuanto las pruebas se han tenido, se ha actuado. Habría sido inaceptable que en 2003 el gobierno de turno dijera: 'estamos investigando a tal y cual empresa por presunto fraude', porque se generaría una auténtica alarma social sin tener pruebas de nada aún, todos los inversores habrían corrido a sacar su dinero, se habría descubierto el pastel y las empresas se habrían hundido igualmente, pero insisto, sin ninguna prueba.

Uno tiene la sensación de que muchos de los inversores en Fórum/Afinsa habrían preferido que la Justicia no hubiera actuado. Total, ellos cobraban puntualmente. Hubieran preferido que todo siguiera hasta ahora, ellos cobrando mensualmente los intereses ficticios producidos por sus sellos ficticios y nuevos pardillos picando y engordando la bola. Pero hay dos problemas: el primero, que todos los no-clientes de estas empresas estábamos siendo estafados por el dineral que las susodichas estaban defraudando a Hacienda. Y segundo, que está empíricamente demostrado que los sistemas piramidales están destinados al colapso. Es decir, se hubieran hundido igualmente sin el empujón de Hacienda (de hecho en los últimos años se percibían importantes desfases contables) y entonces algunos dirían que 'porque no se actuó antes'.

En definitiva, es una putada lo que le ha pasado a mucha gente que ha actuado de buena fe y se ha quedado sin su dinero. Porque cuando no se es rico, la avaricia de ganar un pellizquín extra puede ser hasta compatible con la buena fe. Pero los restantes 40 y pico millones de españoles no tenemos la culpa. Con el dinero no se juega, y si uno invierte en estampitas, debería tratar de informarse objetivamente de cual es la realidad del mercado de estampitas. Nadie da duros a 4 pesetas.

A modo de conclusión personal... el coleccionismo de posavasos de cerveza está muy extendido en toda Europa y cuenta con grandes fanáticos. ¿Alguien invertiría su dinero en el 'Fórum Posavasos', que promete grandes rentabilidades invirtiendo en colecciones únicas de posavasos de cerveza? Pues lo de Fórum y Afinsa era lo mismo. A buen entendedor...

Actualización

Recopilación de tres interesantísimos artículos de la revista Filatelia Digital. Como si de un oráculo se tratara, los tres predicen el escándalo que ha sucedido con asombrosa precisión.

Hacia una normativa legal de la inversión filatélica (febrero de 2004)
"El otro día me contaba un comerciante filatélico de Barcelona que entró en su establecimiento un cliente preguntando si tenía a la venta, y a qué precio, un sello del tema Europa de Andorra de 1972. Le contestó que unos 100 €, concretamente 18.000 pts.
- No me ha entendido - le dice el cliente - el sello que le pido es un sello verde de 8 pesetas de valor facial emitido por Andorra Española en 1972-
- Ya, ya. Sí le he entendido y ese es el precio -
El cliente le insiste: - Lo que yo quiero es un sello original, auténtico, en perfecto estado. No quiero una reproducción -
- Eso es lo que le estoy ofreciendo, un sello original en perfecto estado, nuevo y sin charnela -
-¿Puedo verlo? - Pregunta el individuo con incredulidad.
El comerciante se lo enseña y el cliente, atónito y desconcertado le dice:
- No entiendo nada. Mire Ud.: aquí tengo la oferta de una empresa “seria” que lo oferta en 600.000 pesetas con una rentabilidad asegurada [Fórum Filatélico]."


Cuando la inversión filatélica es un engaño (abril de 2004)
"Ante la posibilidad de fracaso solo cabe una alternativa: la huída hacia delante en una espiral de incremento de precios que justifiquen una determinada rentabilidad que ha de ser mayor que la del mercado financiero, ya que sólo así tienen la posibilidad de captar el suficiente volumen de nuevos clientes.

La realidad es que la inversión a través de este tipo de empresas tiene muy poco de filatélica y, aunque bajo la forma de una venta de sellos, la realidad se asemeja más a una inversión de carácter financiero. Como para ejercer sin cortapisas su actividad pretenden huir de los controles a los que deberían sujetarse si se las calificara de empresas financieras, detestan que se las califique como tales. [...]

Por ahora solamente se trata de un engaño. Para bien de todos que no pase de ahí."


La falsa inversión filatélica (enero de 2005)
"la bondad de la inversión filatélica, descansa en la salud de esas empresas, no en la rentabilidad del sello. La garantía de realización de las inversiones depende únicamente de la capacidad de compra de esas empresas. El mercado no responde en absoluto de los sellos a los precios que son adjudicados a los inversores.
(...)
1.- Los catálogos no reflejan las cotizaciones del mercado, son meros instrumentos de comercialización. De hecho los catálogos originariamente eran las listas de precio de venta de los comerciantes que los editaban.
(...)
2 .- Es falso que los sellos, se revaloricen siempre (lo mismo que, por otra parte, sucede con cualquier bien). La filatelia históricamente ha experimentado épocas de alza y períodos de baja. Eso es algo innegable que todo el mundo conoce, excepto, parece ser, los propagandistas de las sociedades de inversión en bienes tangibles."


Y de propina, esta noticia acerca de la quiebra de una empresa de inversión filatélica "que venía trabajando durante más de 20 años", de febrero de 2005.

[Escuchando: Curro Candelas - ¿Dónde esconde la pasta Mario Conde?]

escrito por Ignacio a 10:01 p. m.  ..  ver mensaje  ..   .. 

tamaño de texto  [+|]  ..  compartir Technorati del.icio.us Meneame  .. volver arriba ^


3 comentarios:

Blogger Guille escribió...

ultimo post, el 13 de mayo...
un mes sin actualizacion...
por dios, deletia a estas pobres almas aburridas de tanto estudiar, con tus palabras....

NUEVO POST YA!!!!!!!!

6/06/2006 11:17 p. m.  

Blogger Guille escribió...

llevamos ya 3 meses sin un solo post...

espero que despues de tus andanzas por tierras balcanicas ( ;P ) tengas mucho que contar :P

se te espera, ya!!!

8/16/2006 1:36 a. m.  

Blogger Rafael del Barco Carreras escribió...

12-05-09 JUICIO EN BARCELONA POR EXTORSIÓN Y DENUNCIAS FALSAS.

ACUSADOS, RAFAEL JIMÉNEZ DE PARGA, ALFREDO SÁENZ ABAD, Y OTROS.

EL BANESTO DE MARIO CONDE, INTERVENIDO POR EL BANCO DE ESPAÑA.



Rafael del Barco Carreras



Un repaso al desastroso BANESTO de 1994. La sexta jornada del juicio para dilucidar quien y cómo se originó una querella, ampliada y ratificada cuatro veces, con las falsedades que convertidas en indicios criminales condujeron al juez Luis Pascual Estevill a dictar tres autos de prisión, y retirarlos tras cobrar 50 millones de pesetas, con la presunta complicidad del abogado externo del banco, Rafael Jiménez de Parga, multiplica las falsedades y mentiras de todo el proceso, entrecortadas por el “no recuerdo”.

Primer testigo, el sicoterapeuta del administrador de Harry Walker, González Mestre, que tras pasar tres días en la cárcel y la posterior “suspensión de pagos” de su grupo cayó en profunda depresión, y pedía 300.000 euros de indemnización. Por suerte corta declaración seguida de la desgraciada testificación de seis cargos de aquel Banesto. Jubilados, prejubilados o despedidos. Casi, o todos, letrados del Banco. Por el momento me ahorraré nombres por si se me escapan descalificaciones que los seis se merecen. Lo único claro a un oyente imparcial, inexistente, era que Alfredo Sáenz Abad, presidente del banco y actual segundo de Emilio Botín, ni intervenía ni sabía que se cocinaba en una Mesa Calificadora Central, que tampoco calificó nada. Si nombres y cargos se pasaban responsabilidades cargando a ausentes, por las cartas cruzadas entre sucursal y central respecto al grupo Harry Walker, para Banesto Grupo Olabarría, en Madrid pedían datos que nunca llegaron. Situación justificada en un bucle de preguntas e ininteligibles respuestas que el Presidente de la Sala interrumpió por reiterativas.

Una anécdota, el pago de una factura al Bufete Jiménez de Parga por 3.500.000 de pesetas por unas investigaciones (sin precisar) de una agencia llamada INVESTIGATION BOUREAU, propiedad de los Jiménez de Parga. Otra, la presencia en el asunto, también sin precisar, del difunto Ramón Guardans, prohombre barcelonés nieto del gran CAMBÓ, presidente del Comité Regional de BANESTO, que acabaría mal por cuestiones crediticias con su propio banco.

Todos colapsados en su labor en el banco, la cifra de morosos pasaba de los 300.000 millones antes declarados a 700.000 con un 30% en Barcelona. Oyendo a aquellos ex cargos, pidiendo a gritos un psiquiatra o psicólogo para centrar su personalidad y circunstancias en aquel BANESTO, se entiende el porqué de sus escasos recuerdos y olvidos, y la propia intervención del Banco de Mario Conde por el Banco de España. Si uno ratificó una de las querellas, pasando de anterior acusado a testigo, otro se acogió en 1998 a una excelente jubilación anticipada compensando un crédito de 8 millones y otras prebendas, con en la actualidad un bufete propio que trabaja con Banesto y dice otras instituciones financieras. Se repetía también el caso de otro testigo en otra jornada, despedido a la brava. Y cuidado, aquella gran pelota morosa y totalmente incobrable, rodaba de mucho antes de Conde. Se renovaban créditos desde tiempos inmemoriales, y por lo deducido en cada “nuevo crédito” se estampaba en la carpeta “Grupo Olabarría”. Uno de los declarantes aseguraba que un director de la OP Barcelona siempre confirmaba los expedientes con un “tranquilos, esto es del Grupo Olabarría” a pesar de en repetidas veces haber oído a Pedro Olabarría que él jamás avalaría porque no se sentía obligado ante aquellas renovaciones. Pero, como si de una premisa se tratara, nadie mencionó a Javier de la Rosa y Banca Garriga Nogués, procedencia del enredo.

Si el primer banco nacional era un basurero, y a tenor de banqueros y ex bancarios, comparando con bancos y cajas actuales, donde se dan por supuestos los valores morales de los reales beneficiarios de los créditos, los gestores de los grupos, se conceden grandes cifras sin aval, y se renuevan y amplían créditos, se entiende un poco más la ACTUAL PROFUNDA CRISIS. Y si aquel Banesto repartía dividendos en pura quiebra, los actuales igual, y las cajas declarando beneficios.

Una jornada, más que aburrida, decepcionante o preocupante por el mensaje trasmitido, y por la poca moral que clientes y bancarios ponían de manifiesto. Ver www.lagrancorrupcion.blogspot.com

5/13/2009 5:53 p. m.  

Publicar un comentario

trackbacks:

Crear un enlace



<< volver al inicio  ..  ^^ volver arriba  ..  ×× archivo

Blog de Ignacio M. P. aka ERLIK   (cc)  (correo-e)
Cambia el tamaño de texto con las teclas + y - del teclado.

  contador Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito
El contador para sitios web particulares